Uso Medicinal de la Manzanilla

La manzanilla o camomila es una planta silvestre de la cual existen tres tipos. La común y la romana son de pequeñas flores blancas con centro amarillo parecidas a una margarita muy pequeña, aromáticas y utilizadas en la medicina y la perfumería y suelen aparecer en primavera, pero existe una tercera poco conocida llamada manzanilla hedionda que es utilizada como componente en venenos para fumigaciones.

Desde el siglo XVIII ya sus propiedades medicinales eran reconocidas y apreciadas. Su aceite esencial es usado por numerosas industrias de cosméticos y perfumería, este mismo se emplea en la medicina natural en preparaciones relacionadas con la Aromaterapia.
Para aprovechar las propiedades de esta planta se recomienda el consumo fresco en forma de té caliente con 10 gramos de flores por cada litro de agua, pudiendo endulzarla en su momento con miel. En caso de dolores de estómago y cólicos menstruales se recomienda beber una taza de té y poner fomentos del mismo sobre el vientre.
Tomar una taza de té funciona como también como ansiolítico.

En las siguiente situaciones, el té de manzanilla puede ser de gran ayuda
Asma: mezclar la manzanilla con hierbabuena en porciones iguales y tomarla durante los accesos asmáticos.
Cabello: para realzar el color dorado del pelo de los niños.
Cicatrizante: poner un fomento de manzanilla en las áreas afectadas sirve como relajante.
Gripe y catarro: inhalaciones del vapor de la infusión para despejar las vías aéreas.

Se aconseja comprobar el grado de sensibilidad que se tiene a esta planta, pero lo que más te aconsejamos es que disfrutes tu té de manzanilla y te relajes.

La Manzana para el cuidado de la piel

Las frutas nos benefician a la salud en general pero en particular a la piel, un ejemplo es la manzana que ayuda a suavizarla. Por sus propiedades regenerativas ha sido utilizada para elaborar mascarillas, lociones, cataplasmas, etc. Aunado a esto las pieles con tendencia a ser grasosas son las más beneficiadas, ya que contribuye a remover las células muertas y cualquier receta de belleza que incluya esta fruta debe ser aplicada de inmediato ya que mientras más pasa el tiempo empieza a demeritar sus beneficios. Otra de las propiedades de la manzana es que puede utilizarse, fresca y con su cáscara en sus distintas variedades, también puede consumirse en jugo, cocida o asada al horno. La manzana posee dos poderosos antioxidantes, la catequina y la quercitina que actúan contra el envejecimiento celular, y no solo eso los fenoles producidos por la manzana funcionan de manera óptima para combatir enfermedades crónicas de los seres humanos. Este beneficio será exclusivo de las manzanas diferenciándolas de otras frutas comunes como el plátano y la naranja.

Una manzana al día mantiene al médico lejos de ti.

Ensalada de Frutas en Barco de Piña

¡ Definitivamente algo para compartir !

INGREDIENTES :

½ Piña
1 Kiwi
1 Mango
1 Plátano
1 taza de Sandía (cortada en cubos)
½ taza de Mora Azul
½ Naranja
¼ taza de Coco rallado
½ taza de Queso Cottage LYNCOTT®
¼ taza de Granola

PREPARACIÓN :

1. Cortar una piña entera, a lo largo por la mitad. Retirar la la pulpa y cortarla en cuadritos. Reservar.

2. La cáscara de piña debe quedar hueca, simulando un plato hondo o un barco.

3. Pelar y cortar el kiwi, mango, plátano y sandía. Colocarlos en un recipiente junto con la mora azul y la piña cortada. Exprimirles el jugo de ½ naranja.

4. Acomodar la ensalada de frutas dentro del barco de piña.

5. Agregar el Queso Cottage LYNCOTT®.

6. Esparcir por encima, la ralladura de coco y la granola. Servir.

LAVAR Y CONSERVAR LAS VERDURAS

Sabemos que es importante saber como conservar las verduras, para poder preservar sus mejores atributos: su sabor y su valor nutricional. Y hoy te vamos a pasar el secreto de como poder lograrlo, se deben de tener en cuenta dos factores fundamentales: la higiene y la temperatura.

En el caso de la higiene, es indispensable que las verduras estén bien lavadas y desinfectadas, para ser escurridas y conservadas. Si no te gusta lavar la verdura con cloro o con microbicidas, puedes en su lugar utilizar agua y vinagre. Sumerge las verduras por 15 minutos en este líquido y después enjuágalas.

Una vez que estén enjuagadas, ecurrelas sobre una toalla seca y limpia. Las verduras como la lechuga y el perejil, se pueden secar con toallas de papel para cocina, después colócalas en una bolsa limpia en el refrigerador.

Para conservar de mejor manera la verdura, no la coloques en los estantes del refrigerador, sino en los cajones, ya que los compartimientos inferiores o cajones son indicados para la verdura, ya que ahí, el frío es más suave e indirecto, lo cual permite una mejor preservación.

La cebolla es una hortaliza que resiste mucho tiempo, sólo basta con guardarla en un lugar fresco y seco. Si te sobró la mitad de una cebolla, lo mejor es guardarla dentro de una bolsa de plástico en el cajón del refrigerador.