Pechugas en Salsa de Parmesano y Jerez

Pechugas de Pollo Rellenas en Salsa de Jerez y Parmesano Lyncott®

Consiente a tu familia con esta increíble receta de pollo, perfecta para una comida familiar y que seguramente te hará brillar en una cena con tus familiares y amigos. Preparar esta receta es muy sencillo y las tendrás listas en menos de una hora. Únicamente necesitarás:

INGREDIENTES

-Spray de cocina

2 tazas de brócoli

-½ taza de queso Gruyere rallado

-1 diente de ajo finamente picado

-4 mitades de pechugas de pollo medianas, sin hueso ni grasa.

-2 cucharaditas de aceite de oliva

-2 cucharaditas de tomillo fresco, finamente picado

-1 taza de leche evaporada

-1/2 taza de caldo de pollo

-¼ taza de jerez seco

-1 ½ tazas de fécula de maíz

-2 tazas de queso parmesano Lyncott®, rallado

-1 cucharadita de mostaza Dijon

-Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

  1. Precalienta el horno a 180°C. Rocía una bandeja grande para hornear con spray y aparta.
  2. En una olla mediana, hierve 3 tazas de agua con una pizca de sal. Una vez que suelte el hervor, añade el brócoli y cuece hasta que tenga un color verde brillante y textura suave y firme. Esto toma aproximadamente 5 minutos. Cuela y baña el brócoli con agua fría hasta que estén a temperatura ambiente. Seca en toallas de papel.
  3. Pica finamente el brócoli y pon en un bol mediano, incorpora el ajo y el queso gruyere y mezcla hasta incorporar por completo. Aparta.
  4. Inserta un cuchillo de cocina en la parte más gruesa de cada pechuga, para crear un bolsillo de 5 cm aproximadamente. Rellena con la mezcla de brócoli y queso gruyere cada una de las pechugas, en partes iguales. En un recipiente pequeño mezcla el aceite de oliva con el tomillo seco. Barniza perfectamente las pechugas con esta mezcla de aceite y salpimenta al gusto.
  5. Precalienta una sartén grande a fuego medio, hasta que tenga una temperatura alta. Pon las pechugas de pollo y cocina hasta que adquieran un color dorado y estén bien cocidas, voltea. Esto tomará 6 minutos aproximadamente por cada lado. En caso de que el pollo se dore demasiado rápido, baja la flama a fuego bajo, con el fin de que queden bien cocidas. Transfiere las pechugas a la bandeja para hornear que tienes preparada.
  6. En una olla pequeña, vierte la ½ taza de caldo de pollo y la leche evaporada. Adereza con sal y pimienta al gusto. Cuece a fuego medio, hasta que suelte hervor. Añade el jerez y la fécula de maíz, y mueve constantemente hasta incorporar por completo los ingredientes, la mezcla adquirirá una textura aterciopelada. Mantén en el fuego hasta que la salsa espese, aproximadamente por 2 minutos. Remueve del calor y agrega el queso parmesano Lyncott®. Baña cada pechuga con 2 cucharadas de la salsa y hornea por 3 minutos.
  7. Deja reposar las pechugas por 5 minutos. Para emplatar, te recomendamos cortar cada pechuga a la mitad de forma diagonal. Añade la cucharada de mostaza Dijon en la salsa restante. Acomoda 2 mitades de pechuga en cada plato y baña con un par de cucharadas de esta salsa. Disfruta con tu familia.

Síguenos en Facebook e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso parmesano y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Compartir

Esta receta la preparas con estos productos: