Cheesecake Lyncott

El Cheesecake Estilo New York Perfecto, Lyncott®

Julio es el mes del Cheesecake, por lo que nos traemos para tí nuestra receta del clásico Cheesecake estilo New York para que la compartas con tu familia. ¡Pruébala!

Para preparar el cheesecake necesitarás:

INGREDIENTES PARA LA BASE

  • 100 g de mantequilla Lyncott®
  • 160 g de galletas María, molidas
  • 1 cucharada de azúcar mascabado

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 900 g de queso crema Neufchâtel Lyncott®, a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar mascabado
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón amarillo
  • 1 ½ cucharadita de jugo de limón amarillo
  • 3 huevos + 1 yema
  • 284 mL de crema Lyncott®

INGREDIENTES PARA EL TOPPING

  • 142 mL de crema Lyncott®
  • 1 cucharada de azúcar mascabado
  • 2 cucharaditas de jugo de limón amarillo

PREPARACIÓN

Coloca la rejilla de tu horno justamente a la mitad y precalienta a 180° C

2.  Cubre una bandeja para hornear circular de 23 cm con papel para hornear, dejando que sobresalga un poco de papel por las orillas.

3. En una sartén mediana, derrite 85 g de mantequilla. Agrega las galletas y una cucharada de azúcar. Integra hasta que la mezcla tenga una textura ligeramente húmeda.

4. Vierte la mezcla en el molde y presiona con una cuchara. Hornea por 10 minutos. Después deja enfriar en lo que preparas el relleno.

5. Aumenta la temperatura del horno a 220° C

6. Vierte el queso crema en un bol mediano y bate en tu batidora a velocidad media, hasta obtener una consistencia cremosa. Por 2 minutos aproximadamente.

7. Coloca tu batidora a velocidad baja y gradualmente añade 250 g de azúcar, después vierte la harina y una pizca de sal. Deteniendo la batidora para bajar la mezcla que se encuentre en las orillas.

8. Añade la vainilla, ralladura de limón y 1 ½ cucharadita de jugo de limón; una vez integrados, añade los huevos y la yema. Deteniendo un par de veces para bajar la mezcla de las orillas.

9. Agrega la crema lentamente y bate hasta que se integre completamente y tengas una mezcla suave, ligera y esponjosa.

10. Engrasa las orillas de la base para pastel con mantequilla derretida y vierte la mezcla de queso, procurando que la superficie quede tersa. Si se hace alguna burbuja, deshazla con un cuchillo. Hornea por 10 minutos.

11. Reduce la temperatura a 110° C y hornea por 45 minutos.

12. Apaga el horno, ahora dependiendo como desees que quede tu Cheesecake sigue el siguiente paso: si deseas una textura cremosa y suave, abre la puerta del horno y deja reposar en el horno por 2 horas. Si deseas una textura más seca, mantén la puerta cerrada.

13. Mezcla la crema Lyncott 1 cucharada de azúcar y 2 cucharaditas de jugo de limón para cubrir el Cheesecake. Cubre el Cheesecake. Tapa con papel aluminio y refrigera por 8 horas, o una noche.

Desmolda y sirve para disfrutar con tu familia.

Síguenos en Facebook, YouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso parmesano y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Esta receta la preparas con estos productos: