Ravioles caseros con queso Mozzarella Lyncott

RAVIOLES CASEROS DE ESPINACA Y QUESO MOZZARELLA LYNCOTT

Sorprende a tu familia con el sabor de Italia en tu mesa, preparando unos deliciosos ravioles caseros con todo el sabor del queso mozzarella Lyncott® y tu ingrediente secreto: amor.

Para preparar esta receta fácil de ravioles necesitarás:

INGREDIENTES

PARA EL RELLENO

  • 60 g de espinaca en julianas
  • 50 g de queso mozzarella Lyncott®, rallado
  • 10 champiñones
  • 1 cebolla blanca, finamente picada
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

PARA LA PASTA DE LOS RAVIOLES

  • 500 g de harina
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 taza de Agua Tibia

PARA FINALIZAR

PREPARACIÓN

RELLENO DE RAVIOLES

  1. Pica finamente seis champiñones. En una sartén mediana vierte el aceite de oliva y sofríe la cebolla hasta que caramelizar. Agrega los champiñones y la espinaca y saltea por unos minutos. Ten cuidado de no mover agresivamente para no maltratar la espinaca.
  2. Agrega el queso mozzarella Lyncott® y la nuez moscada e integra. Deja que el relleno se enfríe a temperatura ambiente y aparta.

PASTA DE RAVIOLES

¿Cómo Preparar Ravioles Caseros?

  1. Forma una corona con la harina, en el centro agrega los huevos, el aceite y la sal. Amasa lentamente hasta integrar los ingredientes por completo. El resultado debe de ser una masa consistente, para ello tendrás que amasar repetidamente dando golpes suaves a la masa. Te aconsejamos usar un poco de agua tibia para durante el amasado para obtener la textura deseada.
  2. Envuelve la masa en plástico auto adherente y deja reposar de 15 a 20 minutos en el refrigerador.
  3. Una vez que la masa haya reposado, amasa por cinco minutos más y divide la masa en dos partes iguales. Estira la primera parte con un rodillo, hasta formar una base delgada, 2mm de espesor aproximadamente. Repite esta operación con la otra parte de la masa. Es muy importante que cuides el grosor de la pasta, ya que de quedar muy gruesa no te quedarán bien, y si son muy delgados se abrirán durante la cocción.
  4. Con una cucharita coloca el relleno, en la primera base de pasta, hazlo con bastante separación entre ellas, hasta acabar con el relleno, o con la pasta.
  5. Moja los bordes de cada bolita de relleno con un poco de agua tibia, y el espacio entre ellas. Tapa con la masa reservada, presionando ligeramente con los dedos el espacio entre ellas, para que la masa se pegue. Procura que no quede demasiado aire entre cada raviol, ya que esto puede hacer que se abran al momento de cocción.Ravioles Caseros Lyncott
  6. Corta con un cuchillo o con un corta-pastas cada raviol. Separa cada pieza y presiona los bordes con un tenedor. Si gustas, vuelve a presionar los bordes con un cuchillo para asegurarte de que estén bien cerrados. Reserva los ravioles hasta el momento de hervir.
  7. Cuece la pasta en agua hirviendo por aproximadamente 5 minutos. La mejor forma de saber si la pasta está cocida es probarla, sobre todo los bordes, ya que si estos están bien cocidos, toda la pieza lo estará.

PARA FINALIZAR

  1. Rebana los cuatro champiñones restantes. En la sartén en la que preparaste el relleno, pon una cucharadita de mantequilla Lyncott, y saltea los champiñones hasta que tengan un color ligeramente dorado.
  2. Agrega la otra cucharadita de mantequilla Lyncott, agrega los ravioles y saltea por unos instantes.
  3. Sirve y disfruta con un poco más de queso mozzarella Lyncott rallado, agregando al momento de servir.

Síguenos en Facebook e Instagram, donde encontrarás muchas recetas y consejos saludables como este y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso cottage y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Compartir

Esta receta la preparas con estos productos: